Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 468,4 millones de euros hasta septiembre, lo que significa un descenso del 38,5% respecto al mismo periodo del año anterior debido a dotaciones y menores atípicos, pero aumentó el resultado recurrente un 4,6%. La entidad que preside Josep Oliu explicó que el beneficio atribuido recoge dotaciones por insolvencias y otros deterioros por 590,1 millones y se compara con el correspondiente al mismo periodo de 2008, cuando se obtuvieron plusvalías por la venta del 50% del negocio asegurador. El margen de intereses totalizó 1.215,43 millones de euros hasta septiembre, un 12,7% más, mientras que el margen bruto se situó en 1.943,45 millones de euros, con un avance del 16,9%.