Los movimientos de alianzas entre las aerolíneas continúa, con el precio del petróleo en zona de máximos históricos. La aerolínea de bajo coste Ryanair ha elevado su participación en Aer Lingus hasta alcanzar el 29,82%, después de la compra de otros 3,5 millones de acciones de la compañía irlandesa.