La aerolínea irlandesa de vuelos baratos Ryanair comenzó hoy a cancelar las reservas de sus vuelos hechas a través del operador en internet Bravofly, proceso que podría afectar en los próximos días a otras agencias de viaje que operan en la red. En un comunicado difundido por Ryanair, su director de comunicaciones, Stephen McNamara, calificó de "ilegales" las reservas de billetes efectuadas por esa compañía, con sede en Amsterdam (Holanda) y que también dispone de una página web en español. "Ryanair ya ha comenzado a cancelar reservas hechas ilegalmente a través de la web de Bravofly y continuará haciéndolo hasta que las actividades ilegales de esta 'reventa de billetes' en internet lleguen a su fin", ha asegurado McNamara.