Las revueltas que se están viviendo en el Medio Oriente han hecho que salten las alertas en Rusia por si tuviera que bombear más gas.
Sergei Shmatko, ministro de Energía ha declarado que el país está listo para bombear más gas “si hay demanda”. Y es que las revueltas en el medio Oriente están incrementando las necesidades de recursos energéticos.