El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, afirmó el lunes que su país cumplirá con los contratos de suministro de gas, pero ha advertido de que hay que encontrar una "solución equilibrada" para asegurar el tránsito del combustible pro Ucrania a fin de evitar una nueva crisis este invierno.