Tradicionalmente se ha creído que existe una relación inversa entre tipos de interés y cotizaciones bursátiles pero, con los tipos cercanos a 0, las bolsas internacionales no viven sus mejores momentos. ¿Podemos confiar en esta correlación?
Si los tipos de interés son altos el inversor suele decantarse por la inversión en renta fija, ya que le ofrecerá buenas rentabilidades y un riesgo menor. Por el contrario, si los tipos son bajos el inversor suele preferir la inversión en renta variable, ya que la rentabilidad compensa asumir un riesgo mayor. Entonces, ¿con el menor tipo de descuento por qué no suben las bolsas? Desde que en 2008, tanto la Reserva Federal de los EE.UU. como la Fed bajaran el precio del dólar y el euro, respectivamente, la cotización bursátil en Wall Street y en Europa ha dado bandazos. Tomemos como referencia en EE.UU. el Dow Jones y en Europa nuestro Ibex 35. Comparen ustedes mismos los gráficos de los movimientos de los tipos de interés y los índices citados en los últimos 10 años.

TIPOS DE INTERÉS EUROPA


IBEX 35


TIPOS DE INTERÉS EE.UU.



DOW JONES



A mediados de 2007 el Ibex 35 marcaba sus máximos históricos en el entorno de los 16.000 puntos, desde ahí todo fue cuesta abajo si atendemos a las palabras de Antonio Saez del Castillo, presidente de Gesmovasa, que explica que “la bolsa española sigue en un proceso globalmente bajista, una evidencia histórica que surge de ver dónde estaba el Ibex 35 hace unos años y dónde está ahora”. Así pues, si analizamos que “el Ibex 35 estuvo en 16.000 puntos y ahora está en 10.000 tendría que subir un 60% para tener el mismo nivel, pero también ha transcurrido un tiempo”. También recuerda que el selectivo español estuvo en los 13.000 y si Telefónica está por debajo del precio que tenía en el 2000 “resulta que la bolsa española sigue globalmente bajista”.

La situación en Wall Street es mejor que en el parqué español, por ejemplo, el Ibex 35 pierde un 16% en lo que va de año, mientras que el Dow Jones suma un 9%, pero no todo es jauja al otro lado del Atlántico. Con los tipos cercanos a cero, recientemente la Reserva Federal de EE.UU. inyectó 600.000 millones de dólares en el mercado, una estrategia de bajada ficticia del precio del dinero. Aún así, “para el Dow Jones esta inyección no ha servido demasiado para subir, sólo 300 puntos”, dice Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Brokerhouse, y, es que, este experto aboga por “abandonar esas viejas teorías de correlación porque el mercado actual ya no responde a ellas. Los tipos están bajos y las bolsas siguen bajando”.

De hecho, pese a que se baraja que el BCE y la Fed suban tipos de interés en la última parte de 2011, los expertos creen que la bolsa contradirá  nuevamente la regla de “a subida de tipos, bajada de renta variable”. Desde Inversis Banco manejan una revalorización media entorno al 15% de las bolsas internacionales y el IEB aboga por incrementos del 5% para los indicadores americanos y del 10% para el Ibex 35.

Entonces, ¿qué hay detrás que impide que la regla de tipos bajos, bolsa alta se dé? La solución está en la incertidumbre. La crisis ha infundido miedo en los inversores que han huido hacia activos más seguros, como el oro o la renta fija.