Rockwell Automation ha visto disminuido su beneficio un 78% en el tercer trimestre fiscal debido a un fuerte descenso de sus productos de software y control y del negocio de soluciones informáticas. La empresa ganó 33 millones de dólares, frente a los 153 millones del mismo período de un año antes. Los ingresos cayeron un 31% hasta 1.000 millones desde 1.480 millones de dólares.