La empresa británica de minería Río Tinto ha notificado a la Comisión Europea (CE) el proyecto de compra y control exclusivo de la canadiense Alcan, para que evalúe si la operación se ajusta a las normas comunitarias de la competencia. Tras haber realizado un examen preliminar de la operación, notificada el pasado 28 de agosto, la Comisión invita ahora a terceras partes interesadas a que le hagan llegar eventuales observaciones sobre la misma en los próximos diez días a contar desde mañana, viernes.