Reyal Urbis, grupo resultante de la fusión de Reyal y Urbis, ha finalizado el primer semestre delaño con un resultado negativo de 34 millones de euros. Los ingresos de la inmobiliaria han alcanzado los 624 millones de euros y el resultado bruto de explotación ha ascendido a 78,68 millones de euros.