Reyal Urbis ha vendido el edificio Albareda, un inmueble de oficinas de Sevilla, a un 'family office' en una operación que supone para la inmobiliaria un ingreso neto de 9,65 millones de euros, informó hoy la compañía. El grupo inmobiliario tiene actualmente a la venta un paquete de activos de patrimonio en el marco de la negociación que mantiene con sus bancos acreedores para reestructurar la deuda de 4.800 millones de euros que actualmente soporta.