La Reserva Federal de Estados Unidos inyectó hoy 2.000 millones de dólares más al sistema financiero mediante operaciones de recompra pactadas a un día de plazo, con el ánimo de aumentar la liquidez de los mercados. Se trata de la segunda inyección de fondos consecutiva, ya que el lunes aportó 9.500 millones de dólares a diez días a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de operaciones. En la compra de hoy, el banco central estadounidense aceptó la compra de deuda por valor de 2.000 millones de dólares en títulos de agencias gubernamentales con un tipo de interés máximo del 5,37%.