La compañía petrolera Repsol se ha adjudicado, a través de su filial Solred, el suministro de carburante para los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para este año, por un importe de 15,7 millones de euros.