Repsol prevé invertir unos 6.000 millones de euros en 2011, excluyendo lo relacionado con su participada Gas Natural, de acuerdo con los datos facilitados hoy por la petrolera.
 Asimismo, la empresa contempla para el periodo 2010-2014 desinversiones por valor de 7.800 millones de euros, después de impuestos, una partida en la que incluye la venta de hasta el 51 % de YPF y otros activos no estratégicos. En una rueda de prensa, la petrolera señala que sus previsiones de producción hasta 2014 son de un crecimiento de entre el 3 y el 4 % anual.