Renta Corporación registró una pérdida neta de 54,5 millones de euros en el ejercicio 2009, lo que supone reducir a la mitad los 'números rojos' de 111,5 millones contabilizados en el ejercicio precedente, informó hoy la inmobiliaria. Las ventas del grupo crecieron un 48% durante el pasado año, hasta situarse en 360,2 millones de euros, si bien 287 millones corresponden a las transacciones de activos realizadas con los bancos dentro de su proceso de refinanciación. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue negativo en 35,4 millones, si bien arroja una mejoría respecto al importe también negativo de 120,2 millones de 2008.