Renta 4 debutará en la bolsa española el próximo 14 de noviembre a un precio que oscilará entre 8,8 y 10,8 euros, lo que supone otorgarle una volaración de entre 285 y 350,9 millones de euros, según el folleto de la operación aprobado este jueves por la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV). La firma de inversión protagonizará así el octavo debut bursátil del año y estará destinado tanto a inversores particulares como institucionales.
La salida al mercado se materializará a través de una oferta pública de venta (OPV) y Oferta Pública de Suscripción (OPS), mediante las que colocará hasta el 26,79% su capital, una vez llevada a cabo la ampliación que supone la ops. La sociedad de valores y bolsa protagonizará el octavo debut bursátil del año, que estará destinado tanto a pequeños ahorradores como a inversores institucionales. Renta 4 destinará los fondos que capte con la ops a financiar el crecimiento esperado de la activad del grupo, así como a fortalecer la estructura de balance y financiera del grupo, según el folleto. Con su cotización, Renta 4 persigue potenciar su prestigio y reconocimiento como empresa de referencia en los servicios de inversión en España, así como incrementar su transparencia organizativa y someter su gestión a la disciplina del mercado. Además, pretende profundizar en el modelo de gobierno corporativo y ofrecer mayor liquidez a sus accionistas. La ops comprende 8.197.114 acciones de nueva emisión con un valor nominal de 0,40 euros y representativas del 25,22% del capital actual de Renta 4 y del 83,46% de la oferta inicial. Por su parte, la opv afecta a 1.624.805 acciones ya emitidas, que equivalen al 5% de la cifra actual de capital de la compañía y al 16,54% de la oferta. En total, los títulos ofertados representan el 24,13% del capital social de Renta 4, una vez efectuada la ampliación de capital. Este porcentaje se elevaría al 26,79% si los colocadores de la oferta ejecutan su opción de compra (green shoe) por 1,4 millones de títulos. La oferta está estructura en dos tramos, uno para minoristas, al que se reservan 2,45 millones de acciones, y otro para inversores cualificados, al que se destinan 7,36 millones de acciones. Respecto a la política de dividendos, Renta 4 señala en el folleto que su objetivo es repartir entre sus accionistas entre el 30 y el 50% de su beneficio ordinario y entre el 50 y el 100 por cien de sus resultados extraordinarios. Según el calendario de la operación que se incluye en el folleto, el 29 de noviembre se iniciará el periodo de prospección de demanda, así como de formulación y revocación de mandatos. La formulación de mandatos podrá hacerse hasta el 5 de noviembre, cuando se fijará el precio máximo que pagarán los inversores minoristas. Se podrán presentar solicitudes vinculantes entre el 6 y el 9 de noviembre, fecha en la que se dará por concluido el periodo de revocación de mandatos. El 12 de noviembre se establecerá el precio final minorista y los inversores cualificados podrán conformar sus propuestas de compra o suscripción hasta el día 13. Tras la operación, el presidente de la entidad, Juan Carlos Uretra, que en la actualidad posee el 69,89% de la compañía, controlará el 51,82% del capital, sin contar el green shoe, y el 50,01% ejecutado éste. Entre los riesgos que pueden afectar a la compañía, Renta 4 señala el carácter cíclico del sector de servicios de inversión y su dependencia de la rentabilidad de los mercados, así como la entrada en vigor de la directiva sobre el Mercado de Instrumentos Financieros (MIFID) y su dependencia de los contratos suscritos con ING. La compañía, que entre sus principales activos cuenta con el 2,5% de Bolsas y Mercados Españoles (valorado en 91 millones de euros), logró en el primer semestre un beneficio neto de 8 millones, lo que supone una mejora del 129,8% respecto al mismo periodo de 2006.