El fabricante automovilístico francés Renault anunció hoy que, a partir de junio, el nuevo Clio Campus dejará de producirse en Eslovenia y volverá a la fábrica francesa de Flins (cerca de París). Renault explica en la misma nota que esta medida responde a su decisión de aumentar la producción de los modelos Clio y Twingo "para responder al aumento de la demanda comercial, como consecuencia de las primas al desguace en Europa".