Renault ha suspendido en empleo y sueldo a tres trabajadores de alto nivel por sospechas de filtración y espionaje de datos secretos de la compañía.

Los datos filtrados podrían estar relacionados con el desarrollo de vehículos eléctricos.

Desde Renault han declarado q estos "hechos muy graves" implican la transmisión de información sobre "activos estratégicos", indica la compañía en un comunicado. La prensa francesa sostiene citando fuentes que los secretos estarían relacionados con tecnología eléctrica, reto estratégico del sector automovilístico y objeto de espionaje industrial.

Renault sube un 3,33% en el Euronext.