El grupo francés Renault ha entrado en el accionariado del mayor fabricante automovilsítico ruso, Avtovaz, con la compra de un 25% de su capital. Renault logra así entrar en el accionariado del fabricante de los populares Lada 4x4 Niva, adelantándose a grupos como el estadounidense General Motors y el italiano Fiat. Avtovaz, orgullo de la industria soviética, continúa siendo el primer fabricante automovilstico ruso, aunque en los últimos años ha perdido mercado en favor de nuevos constructores y de los fabricantes extranjeros, que ya controlan más de la mitad del mercado ruso.
Renault afirmó que gracias a su entrada con un 25% en AvtoVAZ, el fabricante ruso de automóviles aumentará su capacidad hasta más de un millón de vehículos anuales, y el ruso se convertirá en el primer mercado para el grupo francés. El presidente de AvtoVAZ, Sergei Chemezov, y el presidente de Renault, Carlos Ghosn, firmaron un "acuerdo de entendimiento", tras el anuncio de la compañía rusa de que había elegido al grupo francés como socio estratégico para venderle un 25% de su capital. En la práctica, cuando se estructure el capital del fabricante ruso, en el primer semestre del año próximo, Renault y Russian Technologies se repartirán a partes iguales un consorcio que controlará el 50% de AvtoVAZ, explicó en un comunicado el grupo francés, que destacó que así se convertirá en "accionista de referencia". En virtud de este acuerdo, los dos grupos tienen previsto intercambiar su experiencia y sus tecnologías, en particular en el terreno de la fabricación y en mercadotecnia, además de intercambiar directivos. El objetivo es "optimizar la integración y acelerar la transformación de AvtoVAZ en un actor mundial de la industria automovilística con una capacidad de producción que supere un millón de vehículos al año. En concreto, AvtoVAZ se aprovechará de la contribución de Renault en plataformas de fabricación y en grupos de moto-propulsión, lo que ayudará al fabricante ruso a "renovar rápidamente y a enriquecer" la gama de coches Lada, con su aplicación específica para un vehículo del segmento M1. Gracias a esta inversión, Renault y su aliado Nissan van a "reforzar de forma significativa" sus posiciones en el mercado ruso, hasta el punto de que Rusia debe convertirse en "el primer mercado" de Renault, teniendo en cuenta que consolidará en sus ventas las de Lada. Eso significa una revisión al alza del compromiso del programa de Renault "Contrato 2009". Dicho programa pretendía incrementar en 800.000 las ventas mundiales del fabricante francés para 2009 respecto del nivel de 2005. Renault espera vender este año unos 2,5 millones de vehículos en todo el mundo, de los cuales unos 100.000 en Rusia. AvtoVAZ, por su parte, es el líder en Rusia y representa alrededor del 70% de la producción automovilística del país. Comparte una filial común con General Motors, de 330 millones de dólares, para fabricar el Chevy-Niva y el Chevy Viva.