Realia ha obtenido unos ingresos totales en el primer semestre de 2017 de 49,1 millones de euros, un 1% menor a lo obtenido en el mismo periodo de 2016. Su ebitda se sitúa en 20,9 millones de euros, con un ascenso del 5,9% debido a la mejora de márgenes y a la disminución de costes. 

El beneficio antes de impuestos de REALIA BUSINESS a, a 30 de junio 2017, asciende a 35,9 millones de euros, frente a 140,9 en el mismo periodo de 2016, y el beneficio neto atribuido alcanza 20,4 millones, frente a 130,3 millones del 1S del ejercicio anterior.

El beneficio en 2016 reflejaba un impacto positivo de 113 millones, debido a las quitas asociadas a la refinanciación de la deuda, así como la variación de valor de las inversiones inmobiliarias (9,3 millones). El beneficio neto recurrente se incrementa un 6,3% (10,8 millones a 30 de junio de 2017 frente a 10,1 millones en 1S de 2016).

Respecto al endeudamiento de la compañía, decir que El 27 de abril de 2017, Realia firmó una nueva financiación para Realia Patrimonio y canceló el préstamo sindicado firmado en 2007 y del que quedaban pendientes 678 millones. El nuevo préstamo, que firmó en su día con un nuevo sindicato bancario, es por 582 millones y tiene una duración de 7 años.

Tras esta última etapa en la reestructuración financiera de la compañía, Realia ha situado su deuda financiera bancaria bruta en 786 millones a 30 de junio de 2017, 65 millones menos que al cierre de 2016. El resultado financiero neto se sitúa en -7,6 millones y el tipo medio ponderado de los préstamos (incluyendo derivados) en el 2,09%.

A 30 de junio de 2017, Realia tiene una deuda financiera bancaria neta de 725 millones de euros, un 3,4% menor que al cierre del ejercicio anterior. Asimismo, cuenta con 61 millones de euros de tesorería y equivalentes.

En tema de valoración de activos, a 30 de junio de 2017 se ha realizado una nueva valoración de los activos afectos al negocio de alquiler. De acuerdo a ello, manteniendo constante el valor de los activos residenciales ajustados por las ventas del periodo, los activos inmobiliarios de Realia tienen un valor de mercado de 1.842 millones de euros, frente a 1.833 millones a diciembre de 2016.

El valor de liquidación neto (NNAV) es de 822 millones de euros frente a 805 millones a 31 de diciembre de 2016. En términos unitarios se sitúa en 1,28 euros por acción, un 2,2% superior al valor de cierre del ejercicio precedente, que era de 1,25 euros por acción. El 81% del valor de los activos corresponde a la actividad patrimonial (1.487 millones) y el 19% restante al negocio residencial (355 millones).