La razón del alza está siendo el dato de empleo, dato crucial para la decisión de la FED del próximo martes, que corroborado la desaceleración de la economía y ha catapultado las expectativas de que la FED se tome una pausa la próxima semana. Reacción clara en los sectores más sensibles al tipo de interés, como son las financieras y las grandes compañías minoristas. Prácticamente ha habido ganancias generalizadas en todo el sector financiero por la noticia de este dato de empleo y la expectativa de que la FED se tome una pausa.