El consejero delegado de Royal Bank of Scotland (RBS), Fred Goodwin, ha afirmado que la compra de las actividades de ABN Amro sigue siendo atractiva desde un punto de vista financiero. Como prueba, asegura que la adquisición produce para el grupo las mismas mejoras de ingresos pese al menor tamaño de la transacción. Sin embargo, reconoce que desde una perspectiva estratégica, hubiera sido preferible adquirir LaSalle.