Gran Bretaña busca entre los fondos soberanos a eventuales interesados en comprar participaciones en los bancos parcialmente nacionalizados a raíz de la crisis financiera, según informa hoy el diario Financial Times.
UK Financial Investments (UKIF), el ente que gestiona la participación del 43.5 por ciento en el Lloyds Banking Group y el 70 por ciento que el Estado controla en el Royal Bank of Scotland, podría comenzar en un año a vender parte de esas acciones. .
Lloyds lanzó el lunes una oferta abierta para sustituir acciones preferentes en poder del Gobierno por un valor total de 4.000 millones de libras (4.480 millones de euros) por nuevas acciones ordinarias.

Según el Financial Times, UK Financial Investments ha sondeado ya a potenciales inversores, incluidos fondos soberanos extranjeros y grupos británicos.

"Hay mucha gente en todo el mundo que piensa que una vez que se superen las pérdidas actuales, el potencial de beneficios de esos bancos será formidable", dijo al periódico una fuente familiarizada con esos contactos.

Una serie de importantes inversores británicos han vendido sus acciones en RBS y Lloyds, y el ente británico que gestiona las participaciones estatales en esos bancos quisiera recuperarlos como accionistas.

Sin embargo, se consideran exageradas las sugerencias de algunos según las cuales el Gobierno británico podría deshacerse de sus participaciones en un plazo de un año, y, según una fuente citada por el periódico, lo más probable es que se tarden entre cinco y seis años.

El Gobierno de Londres, que compró su participación en el Royal Bank of Scotland a 65,5 peniques la acción y en Lloyds a 173,3 peniques, no es probable que se deshaga de sus acciones hasta no estar seguro de obtener beneficios.

Las acciones en Lloyds cerraron el lunes a 98 peniques y las del Royal Bank of Scotland, a 41,3 peniques.