El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, advirtió hoy de que es "imperioso" llevar a cabo una reforma radical de la regulación financiera que la limpie de conductas tóxicas para evitar que retorne el caos en los próximos quince o veinte años. Quintás, que participaba en el 'IX Encuentro Financiero de Caja Madrid', consideró que existe cierto riesgo de que el cambio regulatorio que previsiblemente se llevará a cabo sea superficial y que, aunque cambie muchas cosas, permita que el sistema financiero "siga contaminado de conductas tóxicas".