Desde el punto de vista técnico, en el largo plazo tenemos los indicadores como el estocástico, RSI y las medias móviles proporcionándonos claras señales de flaqueza en el selectivo español.

Nuestro principal objetivo a tener en cuenta es el nivel de los 10.260 puntos básicos (nivel de Fibo 61.80). Si cerrará el mes de junio por debajo de este nivel, podría abrir un camino hacia una mayor corrección bajista para la segunda mitad del año y si perdiese los 10.000 puntos, claro nivel psicológico del Ibex, tendríamos que poner especial atención al siguiente soporte importante a largo plazo, que está en los 8.899 puntos (fibo 76.40). Aunque, como podemos observar en el siguiente gráfico, la línea trazada de tendencia ascendente desde Mayo puede actuar como soporte.

Ibex 35:




Y si consideramos los aspectos fundamentales que envuelven a la economía Europea y específicamente a España, está flaqueza que podemos observar mediante el análisis técnico, puede ser confirmada en un corto espacio temporal. No obstante, tenemos que tener en cuenta la posibilidad de recuperación, tal y como se espera para los próximos meses, según las estimaciones de crecimiento económico, que podemos observar en la tabla adjunta, donde el mayor factor de riesgo permanece en la elevada tasa de desempleo que tenemos en España.



(Previsiones económicas claves)


Por lo que los escenarios son los siguientes: de confirmarse los datos de crecimiento para el resto del año, podemos ver a la línea de tendencia ascendente, que comentábamos anteriormente, ejercer como soporte y observar cierta recuperación en nuestro Índice. De lo contrario, podría realizar un fuerte correctivo y atacar el siguiente nivel de soporte.