El presidente del grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen, Christian Streiff, ha anunciado hoy que sus precios aumentarán en torno al 2,5% este año para repercutir el encarecimiento de las materias primas. Streiff ha afirmado hoy que las subidas de precios son necesarias porque los costos de las materias primas se han convertido en un "desafío", en una presentación de los resultados semestrales a los analistas financieros. El incremento, en torno al 2,5%, forma parte de las medidas suplementarias para el plan de competitividad de la empresa "Cap 2010", explicó el presidente, que confirmó los objetivos para este año: un aumento de las ventas de coches de alrededor del 5% y un margen operativo del 3,5%.