Las acciones de Prosegur podrían ser un objetivo de toma de beneficios en las próximas sesiones después del amplio rebote de la semana pasada, cuando tuvo un comportamiento superior al mercado del 8,2%, señala Banesto Bolsa. Cree que el escenario sigue siendo positivo para la compañía a corto y medio plazo. Por ello, mantiene su recomendación en comprar y el precio objetivo en 32,60 euros.