La productividad estadounidense aumentó al final del 2009 más de lo que se había estimado previamente, a medida que la sólida expansión de la economía no impedía a las mayores empresas seguir reduciendo sus costos laborales. La productividad en el sector no agrícola durante el cuarto trimestre fue revisada al alza para registrar un aumento anualizado del 6,9%, informó el jueves del Departamento del Trabajo. Originalmente, el Departamento del Trabajo había estimado un crecimiento del 6,2% para la productividad del cuarto trimestre.