La productividad estadounidense subió el verano pasado menos de lo estimado previamente, aunque de todos modos el cuarto avance consecutivo fue importante ya que las compañías lograron una mayor productividad de su personal remanente para fortalecer sus ganancias. La productividad en el sector no agrícola durante el tercer trimestre fue revisada a la baja para registrar un alza anualizada del 8,1%, informó el jueves del Departamento del Trabajo.