Porcelanas Lladró, empresa valenciana perteneciente al grupo Lladró, ha presentado un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá la extinción del 40 por ciento de la plantilla, ya que afectará a 220 trabajadores, de los 500 con lo que cuenta en la actualidad, según informaron a Europa Press fuentes de la compañía. Desde la empresa señalaron que la principal motivación para presentar un nuevo expediente es "la necesidad brutal de reajustar las estructuras de la compañía" dado que está "sobredimensionada". Asimismo, argumentó que la crisis económica ha afectado de forma "inesperada" a la producción de 'Porcelanas Lladró', que si bien ya experimentaba una caída, se ha visto incrementada por la coyuntura económica actual.