Hay errores en los test de estrés. Así lo ha declarado Banco Popular tras detectar una sobrevaloración en su exposición inmobiliaria. Y es que, según ha comunicado la entidad a la CNMV, en el importe del capitulo “promociones y adjudicaciones” se estima un 31,8% inferior al publicado ya que se han añadido riesgos que no responden estrictamente a esa naturaleza.
Entre el buen sabor de boca que han dejado los resultados de las pruebas de estrés, Banco Popular detecta errores. La entidad ha declarado a la CNMV haber localizado un error en sus resultados ya que en el capítulo “promociones y adjudicados” se estima un importe 31,8% inferior al publicado, al haberse incluido en esa rúbrica riesgos que no responden estrictamente a esa naturaleza.

No obstante, este error será detallado en la presentación de resultados que rinda en la próxima jornada así como informara sobre los impactos sobre el capital en los distintos escenarios simulados.

Asimismo, Popular reitera su satisfacción por haber superado de manera "muy exitosa" los tres escenarios planteados, que superan ampliamente los estándares requeridos de capital.