La constructora Ploder ofrece a sus acreedores pagar el 60% del importe que les adeuda en un plazo de tres años en la propuesta de convenio que les ha presentado y que actualmente negocia para sortear el concurso de acreedores. La constructora cuenta hasta el próximo día 23 febrero para alcanzar la suficiente adhesión a esta propuesta.
El grupo constructor se declaró insolvente en octubre de 2009 con una deuda de unos 330 millones de euros, de los que 220 millones corresponden a entidades financieras y los 110 millones restantes a proveedores.