El presidente de Vueling, Josep Piqué, defendió hoy la necesidad de privatizar la gestión de las instalaciones aeroportuarias, una medida que "permitiría obtener unos recursos adicionales" al Estado,contribuyendo así a la reducción del déficit fiscal. Durante su intervención en un foro organizado por la Asociación de Marcas Renombradas Españolas, Piqué admitió que esta medida es "poco compatible" con las pretensiones de ciertas comunidades autónomas, como Cataluña, que abogan por gestionar por sí mismas los aeropuertos.