Los precios del petróleo volvieron a caer este martes en la apertura del mercado neoyorquino, mientras la tormenta tropical Dolly parecía no afectar las principales instalaciones petroleras en el Golfo de México. Hacia las 13.10 el barril de West Texas Intermediate (WTI, el nombre del crudo ligero negociado en EEUU) para entrega en agosto se cotizaba a 129,79 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), una caída de 1,25 dólares respecto a su precio de cierre del lunes. Tras haber caído 16 dólares la semana pasada, debido a las inquietudes por el impacto que pueda tener el enlentecimiento de la economía, el precio del barril subió más de 2 dólares el lunes, cuando la tormenta Dolly ingresaba al Golfo de México y podía afectar a las instalaciones petroleras. Pero este martes parecía claro 'que la tormenta Dolly no va a afectar la producción del Golfo de México, temor que había provocado el aumento (del lunes)', señaló John Kilduff, de MF Global. Dolly 'se convertirá en huracán antes de tocar tierra', probablemente el miércoles, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).