Las cotizaciones del petróleo suben a la apertura de la bolsa de Nueva York, impulsadas por un ataque contra un oleoducto nigeriano operado por el grupo petrolero holandés Shell, lo que ha avivado los temores sobre los aprovisionamientos del oro negro. El barril de 'light sweet crude' para septiembre se negociaba a 124,60 dólares en la New York Mercantile Exchange (Nymex), un alza de 1,34 dólares con relación a su cierre del viernes.