El precio del barril de crudo subió a 122,73 dólares este martes hacia las 16.40 GMT en Nueva York, un récord absoluto, ante la persistencia de la violencia en instalaciones petroleras en Nigeria, cuando se acerca la temporada estival de alto consumo de gasolina en Estados Unidos.