Las reglas del juego ahora, han cambiado. Obliga a ser más eficientes y enfrentarnos a importantes retos. Las novedades legislativas que entraron en vigor este verano, los cambios en las directivas UCITs, MiFID II, que cambia la estrategia de asesoramiento, o la prohibición de posiciones cortas en la Bolsa española, han cambiado el panorama de la industria de fondos y hace que el profesional también cambie su enfoque y sea ahora más flexible para adaptarse a un mercado en constante cambio.
Pero, ¿podemos sacar partido a la crisis en nuestras carteras? ¿Qué podemos esperar de la renta fija para los próximos meses? o, ¿cómo invertir fuera del enfoque tradicional para cubrir carteras mientras dure la tempestad? Para analizar las opciones de inversión más rentables en estos momentos, Estrategias de Inversión organizó en la Bolsa de Madrid, la 2ª edición del Fund Day, donde seis gestoras internaciones de primer nivel, debatieron sobre los temas que más afectan en estos momentos a la industria de fondos. Amundi, Fidelity, JP Morgan AM, Pictet, Schroders, M&G, Inverco, Morningstar, VDos Stochastics, Funds People y BME, trataron los temas que despiertan mayor interés en un entorno de gran volatilidad, incertidumbre, aversión al riesgo y actitud sumamente conservadora por parte del partícipe.

Ángel Martínez-Aldama, director general de Inverco, fue el encargado de la apertura del evento. Expuso las principales novedades normativas en materia de fondos, como la reducción de los recursos propios exigibles a las SGIIC en función del volumen y titularidad del patrimonio gestionado, la eliminación de la exigencia de  responsabilidad, la flexibilización de las obligaciones de publicación de documentos en determinados supuestos, o la revisión de la directiva MiFID, en relación con las UCITs estructuradas y los incentivos o retrocesiones.



Julio Alcántara, director general del área de renta fija de BME, moderó el debate de “Expectavivas en renta fija para el último trimestre”, en la que participaron M&G, Amundi y VDos Stochastics, y apuntó que “la deuda aumenta desde el comienzo de la crisis económica, mientras la inversión extranjera disminuye y crecen las carteras de las entidades".




Celine Giffard, jefe de producto y ahorro de Self Bank, abrió el debate sobre cómo reevaluar la inversión
con rentas periódicas en el entorno actual de tipos bajos y crecimiento reducido, en el que participaron Fidelity,JP Morgan AM, M&G y Pictet. Destacó la importancia de los dividendos y explicó que “la deuda pública ha dejado de ser un activo seguro, o la que sigue siéndolo, todavía ofrece rentabilidades tan bajas que los retornos reales no merecen la pena”. Sin embargo -continuó-, “los bonos con calidad crediticia y alto rendimiento ofrecen actualmente cupones atractivos debido a que sus rendimientos se han vuelto a disparar como consecuencia de la aversión al riesgo, sin que asistamos a un deterioro significativo de los fundamentales empresariales”. Además, en renta variable, expuso que “estamos en un momento en el que los dividendos que pagan muchos valores casi duplican lo que ofrece la deuda pública más segura, debido a la caída de muchos valores, por lo que sus rentabilidades por dividendo han subido considerablemente”.



Fernando Luque, Senior Financial Editor de Morningstar para España, junto con Fidelity, JP Morgan AM y Schroders, dieron respuesta a cuestiones sobre estrategias flexibles en renta fija, qué debemos tener en cuenta a lo hora de invertir en un fondo flexible, hasta dónde llega la flexibilidad de un fondo, si pueden ser considerados de retorno absoluto, o cómo utilizar estos fondos como elemento “core” de una cartera. Explicó cómo en un entorno de bajas rentabilidades, estos fondos pueden obtener buenos rendimientos.




Otras alternativas de inversión a las tradicionales como estrategias para diversificar y cubrir carteras, fue la propuesta a debate de María Folqué, directora de análisis de Funds People, que destacó la importancia de no tener en cartera una sola clase de activo, y explicó la “Teoría de la frontera eficiente”, es decir, mezclar activos poco correlacionados para optimizarlos conforme a un determinado perfil de riesgo. Expuso una amplia gama de opciones rentables en diferentes tipos de mercados y alternativas como coberturas con divisas o con oro (frente a inflación e incertidumbre), o con instrumentos como los CFDs. Propuestas como la inversión temática, multiestrategias o la gestión de la volatilidad, fueron las alternativas de Pictet, Schroders y Amundi, respectivamente.