El secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, aseguró hoy que los mercados financieros se muestran "considerablemente más calmados" que hace dos meses, por lo que auguró que la economía se recuperará en el segundo semestre del año. Paulson señaló que la crisis inmobiliaria es aún el factor que más perjudica el crecimiento de la economía, si bien afirmó que los cerca de 100.000 millones de dólares que el Gobierno ha comenzado a repartir entre los ciudadanos dentro de su conjunto de medidas de estímulo económico, amortiguarán los efectos adversos. "Las medidas de estímulo fiscal servirán de apoyo a la economía mientras pasamos por un periodo de corrección en el mercado de la vivienda, de turbulencia en los mercados de capitales y un aumento en los precios de la energía y los alimentos", dijo Paulson en un discurso ante empresarios en Washington. La economía estadounidense se encuentra al borde de la recesión debido a la crisis inmobiliaria y de crédito, los récords en el precio del petróleo y un mercado laboral de capa caída en el que se han producido más de 25.000 despidos en los últimos cuatro meses.