Parmalat venderá todas sus actividades en España al grupo de alimentación Nueva Rumasa por 188 millones de euros en efectivo, según informó hoy la multinacional italiana. La operación, que se sellará con la firma de un contrato entre las partes a lo largo de hoy, está pendiente del visto bueno de las autoridades españolas de la competencia, precisó en un comunicado.
El holding de la familia Ruiz Mateos compra todos los activos inmobiliarios de la filial española Clesa (siete fábricas y 67 delegaciones comerciales) así como todas sus marcas (Clesa, Cacaolat, Ryalcao, Letona, Helados Royne o La Levantina), y el fondo de comercio. Nueva Rumasa recalcó que se ha hecho con un amplísima red comercial y logística de productos para poder llegar diariamente a más de 40.000 puntos de venta a través de sus 67 delegaciones que dan servicio a toda la Península Ibérica. Por otra parte, destacó que absorberá toda la plantilla de Parmalat España, integrada en la actualidad por más de 1.200 puestos de trabajo directos y más de 3.500 indirectos, con el compromiso de mantenerlos. Con adquisición, Nueva Rumasa prevé facturar más de 700 millones de euros al cierre del ejercicio 2007, y obtener "una multitud de sinergias" en la fabricación, distribución y comercialización en su división de alimentación actual.