El primer ministro griego, Georgios Papandreu, dijo el miércoles que su país está trabajando para poner en orden sus finanzas y que no trata de usar como "chivo expiatorio" de sus problemas fiscales a los especuladores del mercado. "Queremos asegurarnos de que dado que estamos haciendo lo que tenemos que hacer, queremos asegurarnos de que esto tenga el impacto más positivo y de que no tengamos fuerzas que trabajan contra nosotros", dijo Papandreu a la prensa en el Centro para el Progreso Estadounidense.