El gobierno brasileño está dispuesto a tomar más medidas para disminuir la fortaleza de la moneda local, el real, dijo el miércoles el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente Lula dijo que el gobierno no escatimaría esfuerzos para evitar que el real siga apreciándose respecto al dólar.

Brasil subió esta semana el impuesto a las operaciones financieras, conocido como IOF, sobre la inversión extranjera en instrumentos locales de renta fija del 4% al 6% en un esfuerzo por frenar los fuertes flujos de capitales que ingresan al país. El incremento fue el segundo que se adopta en menos de un mes como parte de los esfuerzos del gobierno por frenar la apreciación del real.