La última decisión de China de elevar las exigencias de reservas a los bancos ya no es un peso sobre la confianza del mercado, los participantes esperan acciones más agresivas de las tasas de interés altas (empréstitos y préstamos).
La decisión se considera como parte de un ajuste más amplio. Con las tasas de los préstamos a 1 año al 5,56% y depósitos al 2,50% por debajo de 4.40% del IPC, el caso de las tasas más altas en 2011 se mantiene intacta. Esto ayuda a explicar por qué el Índice Compuesto de Shanghai ha caído un 11% en lo que va de año aún cuando los índices de EE.UU. han subido un 10% en el año. Esta divergencia se explica en gran medida por las políticas monetarias en contraste con la participación de la Reserva Federal y el resto del mundo. Pero las acciones de EE.UU. pueden estar en una corrección necesaria.

Cuidado con las divergencias de los bulls del euro
Las divergencias del euro desde el aumento de la renta variable de EE.UU. y Europa están creciendo de forma similar a las divergencias existentes en enero-abril (ver círculo rojo 1), cuando el EUR-USD cayó un 15% y el S & P 500, el Dow-30 y FTSE 100 subieron un 16% -19%. Si el patrón de enero-abril se repite, entonces es factible esperar que las acciones bajen con el euro. La razón fundamental se asienta sobre la base de:
i) el aumento de las preocupaciones sobre el Reino Unido y los bancos de la zona euro.
ii) aumento prolongado en los rendimientos de EE.UU.
iii) las crecientes dudas sobre la realización del QE2.

Seguimos con nuestra postura técnicamente negativa sobre el euro:
i) la incapacidad de recuperar la importante media de 55 semanas (1,3370).
ii) la incapacidad de recuperar la línea de tendencia del 4 de noviembre.

La meta a corto plazo para el EUR-USD son los 1.3070 dólares, para llegar a los 1,26 dólares a mediados de Q1 2011.


28/07/2009 - 10/04/2011