El oro podría alcanzar los 2.500  dólares la onza si los bancos centrales del mundo causan mucha inflación, señala UBS, y elevó su recomendación para el metal amarillo de "neutral" a "ponderación superior" en su modelo de asignación de activos. El actual ambiente ofrece un "bajo margen de error para los bancos centrales", informó UBS, con posibilidades más extremas de deflación o inflación. El alto potencial para el error hace que el oro sea una buena cobertura para los inversionistas, señala la firma, y las acciones de oro tienden a registrar un fuerte desempeño frente al resto del mercado durante períodos de riesgo financiero. UBS prefiere las acciones de compañías mineras de oro, incluyendo Goldcorp, Anglogold y Lihir Gold