El fabricante estadounidense de software Oracle obtuvo en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal un beneficio neto de 2.192 millones de dólares.

Esta cifra supone una mejora del 17% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó la empresa, aunque no supera las expectativas.

La cifra de negocio de la compañía con sede en Redwood Shores sumó 8.792 millones de dólares (6.763 millones de euros), un 2,4% más, lastrada por la caída del 10% en los ingresos por venta de 'hardware', que fue compensada por el avance del 2% en las ventas denuevas licencias de 'software' y del 9% en la facturación por actualizaciones de 'software'.

En los seis primeros meses del ejercicio Oracle obtuvo un beneficio neto de 4.032 millones de dólares un 25% más, mientras que su cifra de negocio aumentó un 7%, hasta 17.166 millones de dólares.

Estos resultados no han convencido a los inversores y el valor cede en el Nasdaq un 13,30% hasta los 3,87 dólares