Posiblemente la gran subida vista en OHL en las últimas semanas haya terminado o, al menos, se vea enfrentada a una corrección importante.

Las últimas sesiones muestran una cotización muy sobrecomprada que incluso ha dilatado la zona de proyección en canal. Con estas cartas en la mano, debemos apostar por los cortos. Mucho cuidado con la zona de los 20 euros ya que tiene una zona de soporte relevante que debemos vigilar.

Estrategia: Entrada en torno a los 21.725 euros que podríamos alcanzar mañana posiblemente en la apertura o los primeros momentos de sesión. Stop en los 22.19 euros. Como objetivos planteamos los 19 y los 18 euros aunque podríamos ir incluso y si el mercado acompaña, hasta los 17 euros.