El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el martes al Congreso una partida adicional de fondos por 2.000 millones de dólares para hacer frente al brote de gripe A que se propagó por Estados Unidos. En una carta a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, Obama dijo que estaba haciendo el pedido de fondos adicionales por una "abundancia de prudencia". Obama ya había pedido al Congreso 1.500 millones de dólares para comprar antivirales, equipo de emergencia, y para desarrollo de vacunas.