Resolver la crisis financiera de Europa y concretar los detalles del plan global anticrisis. Son dos de las recomendaciones que ha dado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama a los líderes europeos en el inicio de la cumbre del G-20.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho este jueves que la tarea "más importante" de la cumbre del G-20 en Cannes es "resolver la crisis financiera en Europa" y ha pedido a los líderes de la UE que concreten los detalles del plan global anticrisis que aprobaron la semana pasada.

"El aspecto más importante de nuestra tarea durante los próximos dos días es resolver la crisis financiera aquí en Europa", ha dicho Obama en una breve comparecencia conjunta con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tras celebrar una reunión bilateral.

"La UE ha dado algunos pasos importantes hacia una solución global, y ello no hubiera sucedido sin el liderazgo de Nicolas", ha admitido el presidente norteamericano. "Pero aquí en el G-20 tendremos que concretar los detalles sobre cómo se aplicará el plan de forma total y contundente", ha agregado.

"También hemos discutido la situación en Grecia y cómo podemos ayudar a resolver esa situación. Estados Unidos continuará siendo un socio de los europeos para resolver estos retos", ha concluido Obama.

Por su parte, el presidente francés ha asegurado que la UE necesita el "liderazgo" y la "solidaridad" de EEUU para hacer frente a la crisis de deuda.