El consejero delegado de Nozar, Juan Carlos Nozaleda, cifró hoy en 670 millones de euros la deuda del grupo inmobiliario, de la que algo más del 30% se encuentra ya refinanciada y casi el 70%, pendiente de acuerdo con grandes entidades financieras como BBVA, La Caixa, Caja Madrid o RBOS. Durante la primera sesión de la vista que se celebra en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid para demostrar la solvencia o insolvencia del grupo inmobiliario, Juan Carlos Nozaleda aseguró que Nozar ha logrado reducir su deuda gracias a su actividad ordinaria y a la venta de activos por valor de 2.000 millones. Esa actividad ha reportado 110 millones de euros de ganancias, contrariamente a lo que afirma su acreedor Avalatransa.