Novartis confía en que las ventas anuales de sus fármacos contra la leucemia excederán los 5.000 millones de dólares, a medida que el nuevo medicamento Tasigna vaya reemplazando gradualmente a Gleevec en los próximos años.. Novartis está elaborando una serie de estudios que pretenden demostrar que Tasigna funciona mejor que Gleevec, que perderá su protección de patente en Estados Unidos en 2015