La prima de riesgo cotiza por debajo de los 400 puntos. La noticia de Moody´s ha sido muy positiva “y da por hecho que la ayuda se producirá y que el gobierno seguirá con los ajustes fiscales”, reconoce José Luis Martínez Campuzano, estratega de citi en España.
Este experto reconoce que el mercado mantenía precisamente la prima de riesgo elevada “ante la posibilidad de que esta agencia nos rebajara el rating”.

La posible rebaja era “uno de los principales riesgos que tenía el mercado y esa liberación va a tener un premio y será el mejor comportamiento de las tires en España. La semana pasada tuvimos datos positivos en la parte de resultados empreariales pero en términos generales el mercado empieza a valorar las cuentas del tercer trimestre con caídas, por tanto todavía queda esperar”.

Respecto a la lectura positiva que ha hecho el mercado del rescate, Campuzano aclara que estamos en una situación donde se da dinero al país, en este caso deuda pública, y un rescate es cuando un país no tiene acceso al mercado. El Tesoro tiene acceso al mercado pero la asistencia financiera tiene tres objetivos: beneficiarse de la credibilidad que da Europa, bajar la prima de riesgo – el FMI opina que 200 puntos básicos de la prima de riesgo española no tiene que ver con los problemas internos sino con la crisis del euro – y en tercer lugar, que permite a las compañías financiarse.

El inversor internacional está fuera del mercado español, “ha habido un proceso brutal de desinversión y poco a poco está volviendo y tendremos que ver si es para quedarse o simplemente se están aprovechando de estos movimientos puntuales que se puedan producir en caso de que se solicite la asistencia”. La visión general que tenemos es que se ha hecho un suelo en el mercado, se ha descontado una situación bastante negativa y a medida que esos miedos no se materializan o son menos graves de lo esperado, el mercado sube. El mundo sin embargo es muy complicado y tenemos muchos retos en los próximos seis meses por lo que no tenemos que confundir esto con un cambio de tendencia en los mercados.

Lo hemos comentado alguna vez, tenemos suelo para las bolsas pero creo que haya muchos mercados que están muy castigados en Japón, China….por lo que vemos la posibilidad de que tengamos dos-tres meses de subidas en las bolsas que habrá que apoyar intentando buscar rentabilidad. El euro está subiendo y se podría quedar en un rango de 1.30-1.35 a final de año pero ojo, no confundir estas oportunidades con un cambio de tendencia, concluye este experto en Radio Intereconomia.