En la renta variable española siguen acelerándose las órdenes vendedoras y el Ibex35, tras anotarse una pérdida del 2,71%, cotiza por debajo de los 10.000 puntos.


No hay consuelo para el mercado... ni para la banca. De poco vale el mensaje tranquilizador que ha emitido la Comisión Europea al declarar que a pesar del rescate de Irlanda, España no juega en la misma línea ya que posee un sólido sistema financiero.

"Es un grave error equiparar la situación en Grecia o Irlanda a la de otros países. En Irlanda tenemos un sector bancario en una situación extremadamente difícil, que no es el caso del sector bancario español, que se encuentra en una situación de solidez, de resistencia, pese a las dificultades", asegurío el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

Pero el desconsuelo se impone en el Ibex35 que pierde 10.000 puntos después de anotarse un descenso del 2,71% y de nuevo es el sector bancario es el que tira a la baja del selectivo. De este modo BBVA lidera las pérdidas al caer un 4,48%. Por su parte Banco Santander cede un 3,66%. Entre la banca mediana, Bankinter se deja un 4,46%m seguido por las acciones de Banco Sabadell que caen un 4%, Banco Popular cede un 3,67%, Banesto desciende un 3,23%.

El sector bancario sigue siendo uno de los más presionados, y ante este escenario, Alejandro Valera, gestor de fondos de Renta 4, reconoce que "tanto BBVA como Banco Santander a estos niveles son oportunidades de inversión muy claras a largo plazo. Los bancos españoles “no están para nada como están los irlandeses” asegura este experto.